Nos apuntamos al slow life, y tu?

Pues resulta que, sin saberlo, en nuestra búsqueda de lugares con encanto, hace tiempo que nos hemos apuntado al movimiento slow life...
slow life lugares conencanto masia vista hermosa vallromanes
Qué es el slow life?
Slow life hace referencia a la vida lenta.
Es un modo de vivir y de ver la vida, en contrapartida a la aceleración que rige nuestro día a día. 
El movimiento slow se inició en Roma, en el año 1986, de la mano de Carlo Petrini cuando apostó por el Slow Food cuando descubrió que en la Piazza di Spagna habían abierto un local de una conocida cadena de Fast Food. 
Apostaba por un giro a la gastronomía tradicional, a los sabores auténticos y a los productos de temporada en detrimento de la comida rápida.
Con los años este movimiento ha evolucionado a una corriente conocida como Slow Life o Movimiento Slow, apuesta por la posibilidad de llevar una vida desacelerada y por lo tanto más plena, que cada uno pueda gobernar su día a día. Conseguir el equilibrio en llevar la marcha adecuada para cada momento del día, hay que saber llevar un ritmo rápido cuando sea necesario y soportar el estrés cuando toque, pero también pararse y disfrutar de algo de calma para contrarrestar. 
slow life lugares con encanto osteria ibai sant pere de ribes
También en el mundo de los viajes y las escapadas, un giro al estilo de viajes de antes, cuando los viajeros buscaban integrarse sin prisa y sin pausa en sus destinos… 
slow life lugares con encanto sa tuna begur
Encontramos hoteles ubicados en zonas rurales, con todas las comodidades que ofrecen detalles cuidados y que tienen sensibilidad por el medio ambiente.
lugares con encanto slow life tancat de codorniu
lugares con encanto slow life cosmeticos osteria ibai
Infinidad de variantes en el movimiento slow: Slow Sex, Slow Work, Slow Schooling (Movimientos Slow)
Interesante lectura es el libro: Slow Life. Haz que todos los días sean viernes.
Slow life haz que todos los días sean viernes lugares con encanto

Se estructura en seis apartados donde nos facilita una serie de opciones para vivir slow:

1. Los placeres de Amélie. Pequeños placeré que nos ofrecen los sentidos.
2. Una ciudad sin estrés. Aventuras urbanas en rincones mágicos.
3. La noche más larga. La vida es una fiesta y cada día una invitación. 
4. El siglo de las luces. Despertar nuestro lado más creativo y humano con las nuevas tecnologías.
5. Sin rascarse el bolsillo. En tiempos de crisis altas dosis de ingenio e imaginación.
6. El mundo “slow”. Un paréntesis reparador en tiempos de locura desenfrenada. 
Y tú? que haces para vivir slow?

5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *